Fátima Gómez Fotografía | 2016 noviembre
0
archive,date,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

noviembre 2016

Desde hace tiempo me rondaba en la cabeza la idea de hacerle a mi madre un reconocimiento personal por todo lo que ella ha significado y significa para mí. O sencillamente porque es mi madre y es lo que más quiero en este mundo. Pensé que la mejor manera de hacerlo era a través de una de sus pasiones, la cocina y fusionarla con mis fotografías gastronómicas. Estuve tiempo creando las fotografías en mi cabeza y por fin llegó el día en que nos pusimos las dos manos a la obra. Ella elaborando su deliciosa receta de tocinillo de cielo y yo haciendo un reportaje fotográfico sobre este postre que tanto le caracteriza. Reviviendo el olor a caramelo en la cocina, utilizando los moldes antiguos que tantas y tantas veces hemos desmoldado y riéndonos recordando algún que otro tocinillo que no ha cuajado pero que ha sido comido igualmente ;)     Mi madre es una cocinera fabulosa y son muchos los días en casa en los que hablamos de esos platos que ella nos hacía y que marcaron nuestra infancia y nuestra adolescencia. Platos como la “Ropa vieja dulce", “Sus albóndigas” que cada vez que entra alguien en la cocina, destapa el caldero...